Evo renuncia para evitar que la violencia opositora siga dejando víctimas

El Presidente Evo Morales realizó su formal renuncia al poder, con el fin de evitar que la violencia opositora siga dejando más víctimas.

Evo renuncia para evitar que la violencia opositora siga dejando víctimas

En conferencia de prensa la tarde de este domingo el presidente aclaró que su renuncia es para evitar que las familias bolivarianas sigan siendo torturadas. Esto tras las ordenes de Luis Fernando Camacho y Carlos de Mesa.

“Renuncio para que no haya enfrentamientos. Renuncio a nuestro triunfo para que nuestros hermanos no sean agredidos y no sigan incendiando las casas de las familias”, expresó Evo.

Añadió que su pecado es ser presidente sindical ser indígena. Un presidente que trabajaba por los más pobres, un presidente que durante 13 años, 9 meses y 18 días obtuvo muchas conquistas sociales para el beneficio del pueblo.

“Todos saben cómo era antes Bolivia, ahora miren como está, miren como queda. Hemos vivido en la pobreza, pensando que nunca más haya pobreza”, comunicó el presidente Evo.

«La lucha sigue, somos pueblos que gracias a la unidad social hemos liberado Bolivia. Estamos dejando a Bolivia en proceso de desarrollo. Muchas gracias por acompañarnos, y esperamos no seguir viendo más maltrato«, agregó.

Morales deja un país con altos índices de desarrollo humano, garantizando los derechos fundamentales de la población y con un crecimiento económico de 4,5 por ciento, según Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL).


LEER TAMBIÉN