Destacado trabajo de Jairo Mendoza y Juan Diego Cubillo en los Panamericanos

Finalizado el torneo de béisbol de los XVIII Juegos Deportivos Panamericanos Lima 2019 aún hay mucho que compartir. Entre ella los importantes trabajos del Árbitro Jairo Mendoza y del Comisionado Técnico Juan Diego Cubillo. Convocados por la Confederación Panamericana de Béisbol, a través de FENIBA, para trabajar en este evento.

Destacado trabajo de Jairo Mendoza y Juan Diego Cubillo en los Panamericanos

Jairo, que también estuvo en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, trabajó en un total de siete partidos. Estuvo en el home en los duelos Canadá vs. Argentina, Canadá vs. Colombia y Colombia vs. Puerto Rico.

En Primera Base en el partido Canadá vs. Cuba. En Tercera Base en el encuentro Perú vs. Puerto Rico, y en Segunda Base en los dos partidos Canadá vs. Puerto Rico, el de la Súper Ronda y el de la Medalla de Oro.

Juan Diego Cubillo, por su parte, fue convocado como Comisionado Técnico. En cada juego que es nombrado desarrolla la función de ser la máxima autoridad técnica, encima de jueces y anotadores, sólo por debajo del Delegado Técnico del Torneo.

También trabajó en siete partidos: cuatro de Ronda Regular, el duelo por los lugares 7mo y 8vo, el memorable juego Dominicana vs. Cuba por los lugares 5to y 6to, y el partido de la final.

Rondaron las 90 millas

Casi todos los lanzadores de la Selección Nacional que estuvieron en Lima, rondaban las 90 millas por hora, según la pistola de algunos «scouts» que presenciaron el torneo. «Todos en algún momento llegamos a las 90», expresó Gustavo Martínez.

«Quizás los únicos que no llegan ahí pero que tiran 88 son Jesús Garrido, Elvin García y Jimmi Bermúdez. El resto hacemos muchos lanzamientos de 90 o más, hasta el zurdito Elías Gutiérrez; la tira muy fuerte y tiene mucho potencial», añadió.

Ignorancia o inexperiencia

En el torneo de béisbol se vieron cosas impropias de partidos de béisbol. El legado que debió dejar un torneo de esta envergadura fue quizás la construcción del estadio, pero no la cultura beisbolera. Aquí algunos ejemplos:

El público siempre estuvo callado. Parecía evento de Ajedrez, Tenis o Tiro. Colocaron micrófonos entre el techo y el público, pero mandaban a callar a las personas porque sus conversaciones se «metían en el ambiente«.

LEER TAMBIÉN