Pelea contra Poirier marcará el regreso de McGregor al octágono en 2021

Conor McGregor puede ser un gran luchador pero de lo que no cabe duda es que es un maestro del marketing, pues el irlandés lleva días calentando su pelea del 23 de enero, frente a Dustin Poirier.

© UFC

Este próximo combate ha levantado mucha expectación por la vuelta al octógono, después de un año del irlandés, que ya ha empezado a calentar el enfrentamiento con declaraciones muy a su estilo.

«Me gusta Dustin, creo que es un buen luchador, incluso es un gran luchador, pero aun así está varios niveles por debajo de mí, le voy a dejar KO en 60 segundos», aseguró The Notorious, quien ya superó al estadounidense en una primera pelea en septiembre de 2014.

Esta vez la cita estelar de UFC 257 será en el Etihad Arena de Abu Dabi, ante dos mil espectadores (su aforo total es de 18 mil), la cual será la primera velada con espectadores desde el 7 de marzo de 2020.

El irlandés, de 32 años, aseguró que está en el mejor estado de forma de su vida y añadió que podría derrotarse a sí mismo como «Cerrone-McGregor contra Alvarez-McGregor”.

“Destruiría estas dos versiones de mí mismo, juntas y no me estoy pasando, demolería absolutamente a ambas. ¡16 días!», escribió McGregor en las redes sociales, usando una curiosa imagen en la que se ve enfrentándose a sí mismo.

McGregor peleó por última vez hace casi un año, cuando derrotó a Donald ‘Cowboy’ Cerrone, después de solo 40 segundos en su pelea del peso welter en UFC 246.

‘The Diamond’ (Poirier) no pisa el octágono desde junio de 2020, cuando sumó una victoria por decisión unánime en una pelea de cinco asaltos contra el neozelandés Dan Hooker.