Rosario: Trabajamos para una reconciliación que nos lleve a la paz

Ver en Youtube

La compañera Vicepresidenta Rosario Murillo en comunicación con las familias nicaragüenses expresó que “la reconciliación es la restauración del avivamiento”, y que Nicaragua es un pueblo de Esperanza, Justicia y Paz, es por eso que “Dios nos manda a reclamar justicia en nombre de los más vulnerables, reclamamos justicia para nuestros hermanos que luchan contra la pobreza, reclamamos el daño que se ha hecho a un pueblo bueno”, agregó.

El furor infernal desaparecerá y el daño a la familias victimas del terrorismo se hará pagar. «Trabajamos para una reconciliación que nos lleve a la paz, por que Nicaragua ya no tiene cabida para la maldad, nuestro pueblo reconoce a Dios y sabemos que Dios es un manantial de esperanzas, y vamos paso a paso clamando justicia y reparación de un pueblo que ha combatido el odio», añadió Rosario.

“Aquí no hay cabida ni para el odio ni para la maldad, aquí vamos adelante con amor y esperanza y vamos paso a paso reconstruyendo, restaurándonos. Eso sí, tenemos un sentido de dignidad nacional, mañana es Día de la Dignidad Nacional, 4 de mayo. Y enaltecemos ese espíritu digno, grande, formidable que tenemos y además esas actitudes dignas, grandes, formidables que también son parte de nuestro legado, de nuestra identidad nacional”, expresó la compañera Rosario Murillo.

Si tenemos Paz, tenemos porvenir es por eso que Nicaragua va avanzando a través de cada proyecto social, un ejemplo de eso de eso es el trabajo que se hace por medio de cada institución, Ministerio de Educación equipará más aulas digitales móviles para garantizar herramientas tecnológicas a los estudiantes en todo el país.

“Al concluir abril, 270 mil estudiantes disponen de tecnología móvil e internet inalámbrico para mejorar la calidad de la educación con clases interactivas en las aulas digitales móviles y aulas TIC, también con las maletas digitalesdotadas de software de contenidos para las diferentes asignaturas de estudio”, comentó.

Agregó que en nuestros corazones hay sentido de justicia y explicó que “una cosa es el perdón, otra cosa es el olvido, y ese sentido de justicia que tenemos todos dentro de nuestros corazones nos llama a exigir, a demandar elemental justicia con el pueblo, con las familias nicaragüenses desde nuestras convicciones cristianas, desde nuestra manera de ser porque somos cristianos y solidarios”.