Las comisiones de paz de Niquinohomo y Masatepe sostienen encuentro en comunidad

La meta es consolidar la paz y la reconciliación, en esa lógica sostuvieron un encuentro por el bien de la nación las comisiones de Niquinohomo y Masatepe, ambos municipios de Masaya, Nicaragua.

Estamos comprometidos en trabajar para que el odio se termine y que podamos vivir todos en paz y tranquilidad como lo ha dicho nuestro Comandante Daniel y la Compañera Rosario“, enfatizó edil de Niquinohomo, Compañero Elvis Tapia.

La comisión de la paz busca el bienestar de los nicaragüenses y fortalecer la economía del país pinolero.

Está comisión está para velar por la tranquilidad de las familias, esta comisión está para que nosotros saquemos adelante nuestra economía, saquemos adelante nuestro municipio y nuestro país“, agregó Tapia.

Las mujeres están claras que su papel, es fundamental para promover la paz desde los barrios y comunidades.

El gobierno nos anima a que cada familia vivamos en paz, en amor, en tranquilidad, que cada uno de nosotros seamos promotores de esa armonía familiar para que nuestros niños, niñas y adolescentes puedan vivir en ese amor, en esa paz, en esa estabilidad emocional“, resaltó doña Auxiliadora Vargas, habitante de municipio de Niquinohomo.

El gobierno local de Masatepe ratifica ese compromiso para seguir buscando la paz de la mano de todos los sectores sociales.

Hoy, a una sola voz tanto los pastores como los distintos sectores de nuestro municipio vienen a fortalecer esta paz, pero sobre todo a respaldar a nuestro presidente Daniel Ortega en toda la gestión que él ha venido realizando en pro de la paz“, destacó Dra. Gioconda Aguirre, Alcaldesa de Masatepe.

Los pastores están unidos, clamando a una sola voz, pidiendo por la paz y estabilidad del país, trabajando de la mano con el Gobierno municipal y el Gobierno Central Sandinista.

Lo que nos ha motivado es el amor de Dios, porque es Dios el único que puede traer la paz, la tranquilidad y la felicidad a nuestro país“, expresó el pastor Juan Carlos Castro de la iglesia Faro Universal en Masatepe.

Desde los púlpitos el mensaje que se comparte a la congregación es “amarnos los unos a los otros, amarnos aunque aquellas personas sean enemigas, nosotros no podemos pagar mal por mal sino pagar siempre bien“, finalizó el pastor Castro.