Portada
El drama de Wayne Rooney con el alcohol: el ultimátum de su esposa y la posibilidad del retiro
Categoría:
Etiquetas:
Publicado el martes 12 de septiembre del 2017 a las 9:07 pm

Wayne Rooney atraviesa uno de los momentos más difíciles de su vida a raíz de los problemas con el alcohol que lo pusieron en el foco de la noticia en las últimas semanas. Los coletazos de ese hecho lo tienen contra las cuerdas, entre los conflictos de pareja y en su club.

Según informó el medio británico, la esposa del futbolista, Coleen McLoughlin, le exigió a su marido que revele todas sus aventuras con mujeres o le pondrá un punto final a la relación. “Ella le ha dicho: ‘¿Cuántas veces has hecho esto?'”.

Coleen está en pareja con el actual delantero del Everton desde los 16 años de edad y, actualmente, está embarazada del cuarto hijo que tendrá la pareja. Ella pretende que Rooney cuente todo para que no vuelvan a surgir historias indiscretas.

Si bien en el pasado ya había tenido problemas con el alcohol, el último hecho se dio a comienzos de este mes cuando fue arrestado mientras conducía alcoholizado. Junto a él había una mujer llamada Laura Simpson, que había conocido esa misma noche en un bar de cócteles.

Rooney se encontraba con su ex compañero en el Manchester United, Wes Brown, y ambos conocieron a esta sensual mujer. Allí compartieron una mesa con varios amigos en la que bebieron vino y vodka, según relató la propia Simpson. El histórico futbolista inglés se ofreció llevarla a su casa y allí fue que lo detuvieron.

Más allá de la situación personal que atraviesa, el panorama futbolístico tampoco es el mejor. El entrenador del Everton, Ronald Koeman, reconoció que está “muy decepcionado” por la actitud de Rooney.

Mientras tanto, el futbolista, que el próximo 18 de septiembre deberá presentarse a comparecer ante el tribunal de Stockport (en el norte de Inglaterra), analiza un retiro momentáneo de la actividad para acomodar su vida.

La propia Coleen le habría pedido abandone el fútbol para resolver sus problemas con la bebida y así salvar su matrimonio, según publicó The Sun.

Lo cierto es que cada aspecto de este suceso sigue complicando al deportista que fue puesto en libertad bajo fianza tras ser arrestado. Simpson le reconoció al Daily Mail que Rooney bromeó sobre su escote: “Me preguntaba de qué tamaño eran. ‘¿Son reales?’, me decía. Nos abrazamos e hicimos algunas bromas, pero fue diversión inofensiva”.

Para colmo, no es la primera vez que Rooney se excede con el alcohol y termina protagonizando situaciones comprometidas. En noviembre del 2016, irrumpió en una boda que se celebraba en el hotel donde concentraba la selección de Inglaterra y terminó ebrio.

Meses más tarde, fue otra vez portada de los periódicos por jugar más de 600 mil euros en el casino en menos de dos horas.